La importancia de la educación musical

La importancia de la educación musical

La importancia de la educación musical – Con el inicio del nuevo curso escolar, ya se ponen en práctica las acciones detalladas en la nueva ley educativa en España. Entre estas acciones destaca la reducción de horas en materias lectivas como la música siendo no obligatoria en algunos casos, llegando a considerarse como una materia que distrae. De este modo se reduce cualquier actividad artística en los más pequeños. Si los padres desean potenciar esta actividad sus hijos deben hacerlo mediantes centros privados.

Aquí os dejamos este fantástico vídeo sobre los efectos de la música.

Pero esto no ha sido siempre así, afortunadamente.
Ya en la Grecia clásica, la música formaba parte esencial dentro de la educación , junto con la gramática y gimnasia desde los siete años.
Para los griegos la música representaba la parte esencial y el mayor símbolo de toda cultura. La música educaba el alma y la gimnasia entrenaba el cuerpo. Dentro de esta disciplina musical se integraba canto, música instrumental y danza. Se practicaba de oído, sin ninguna partitura, con dos instrumentos nobles por excelencia la cítara y el oboe.

Consideramos que la educación musical es básica en el aprendizaje desde infantil. Pero al margen del debate de si se debe impartir música en mayor o menor medida, sería necesario plantearse la capacidad de los profesionales para dar esta asignatura. Es importante que estos profesores sean conscientes que deben tener capacidad de interpretación y comunicación además de trasladar a sus pequeños alumnos que tocar un instrumento es una oportunidad que requiere dedicación y convicción de que la música es la única materia que unifica procesos decisivos para el desarrollo personal, siendo estos pedagógicos , físicos e intelectuales.

En referencia a esta parte de la educación a profesionales de la música, destacamos iniciativas en este sentido como la celebrada el fin de semana del 05 al 07 de Septiembre en Noja, Cantabria. Talleres “Las Artes en Juego”, organizados por la Universidad de Cantabria y cuyo objetivo es “romper con esa dinámica de que las artes no son importantes en la educación y facilitar propuestas innovadoras para los docentes”


 
En estos talleres , liderados por Adolf Murillo Ribes, propone que el eje pedagógico sea a partir de la creación, al objeto de que los alumnos en el aula generen su propia música, a diferencia de otro tipo de propuestas en los que la música viene “impuesta”.
“Se trata de trasladar al docente de la clase de música de Primaria y Secundaria que todo el mundo tiene capacidad de crear y, ahora, con las nuevas tecnologías, se facilita aún más el trabajo de la creación” Hay que tener en cuenta que existen creadores musicales que no han pasado por una formación previa. Con estos talleres , se pretende, saliendo de la línea tradicional de formación musical, que el alumno no sea un oyente pasivo sino que propone, siendo el papel del profesor el de un mediador, el que busca estrategias que conduzcan a esa producción sonora”
No sólo esta formación musical, debe ir orientada a los niños que se inician en esta actividad, sino también en el músico que ya ha recibido formación, pues en este aspecto se está aprendiendo esta disciplina toda la vida.

Queremos destacar la buena labor que se está haciendo desde el SEM-EE Sociedad para la Educación Musical del Estado Español, del Ministerio de Educación y Deporte del Gobierno de España, cuya sede está en Noja, Cantabria
Se trata de una sociedad sin ánimo de lucro cuyo principal objetivo es estimular la educación musical como parte integral de la educación en general , atendiendo a los intereses de músicos y profesores del Estado Español.
Os invitamos a que conozcais el próximo I Encuentro Internacional de Directores de Agrupaciones musicales, que se celebrará en Llíria, Valencia, los días 7 y 8 de Noviembre en la Unión Musical de Líria . En este encuentro, el día 08 de Noviembre Planet Amarizku, presentará los cursos de Coaching para músicos y Talleres en derechos para músicos.

Autor del texto: Carmen Calatrava

Share Button